Catas realizadas por Koldo Rubio. Sumiller de Barcelonavinos.

Es de agradecer cuando probamos un vino que se pueda intuir a través de sus características su procedencia, la variedad o variedades, el clima, la añada, la bodega, etc. Para ello el elaborador ha de dejar que la viña exprese todas esas particularidades que convierten al vino en único e inimitable y que lo hacen honesto con la añada y el trabajo en el campo para que al final el fruto pueda hablar con su propio acento. “El vino se hace en la viña” como se suele decir, siempre con la mínima intervención en bodega.

Tras un mes de intensas catas os presentamos cinco vinos que dadas sus características los consideramos buenos representantes del territorio donde nacieron.

 

La cata

Ignios Listán Negro Vendimia Seleccionada 2014

Tipo: Tinto Crianza
Bodega: Ignios Orígenes
D.O.: Canarias – Ycoden-Daute-Isora
Variedades: Listán Negro
Añada: 2014
Graduación: 13.5
Tª Consumo: 16
Medida: 75

Fiel representante de la isla de Tenerife, Ignios Listán Negro 2014 es un vino fresco, de aroma intenso y tacto sedoso que nos habla de tierras volcánicas, de mar, de acidez, de humedad. Un vino que en cada sorbo nos trasmite sensaciones ahumadas y notas minerales propias de los suelos volcánicos.
La intensidad de la fruta negra juega con las hierbas aromáticas y las especias dulces. A pesar de que su delicado color rubí, casi transparente, nos pudiera indicar que es un vino frágil, se trata de un vino con materia, goloso, con un punto salino que nos evidencia su carácter atlántico, cargado de aromas y matices, que invita a sumergirnos en él y descubrir nuevas sensaciones.

 

UBE Carrascal 2015

UBE Carrascal 2016

Tipo: Blanco con Crianza
Bodega: Bodega Cota 45
D.O.: Vino de Mesa
Variedades: Palomino Fino
Añada: 2016
Graduación: 13
Tª Consumo: 15
Medida: 75

Hablar de territorio es hablar de UBE Carrascal 2016, pues su trabajo se centra en eso, en el territorio, en el pago, en el tipo de albariza, en que el vino refleje todos estos matices que lo hacen singular. Es un vino con acento sanluqueño del Pago Carrascal, el pago más costero de todo el Marco de Jerez.
Sin duda la cercanía del mar se aprecia en el vino, siendo muy salino y directo. Crecido en suelos de albariza tipo lentejuelas y jugando con un leve velo de flor en su proceso de crianza, nos deleita con aromas de levadura, oliva verde, humo y con notas de tiza. Es intenso, lleno de matices y sin encabezar, convirtiéndolo en un vino de trago fácil pero sin perder complejidad e identidad.

Sálvora 2015

Sálvora 2015

Tipo: Blanco con Crianza
Bodega: Bodegas y Viñedos Rodrigo Méndez
D.O.: Rías Baixas
Variedades: Albariño
Añada: 2015
Graduación: 12.5
Tª Consumo: 8
Medida: 75

Con Sálvora 2015 nos trasladamos a las Rías Baixas de la mano de Rodrigo Méndez, en la zona del Salnés, allá donde un pedacito de tierra se adentra en el mar, allá donde la acidez poderosa de la Albariño penetra nuestros paladares haciéndonos vibrar. Sálvora 2015 transporta la esencia del mar en cada sorbo.
Su nariz es austera y discreta, floral y herbácea. En la boca es poderoso y vibrante, de acidez domada por el trabajo con lías, a la vez que mineral y de largo final. Su equilibrio es fruto de las viñas más viejas de la bodega.

La Guineu i el Raïm 2015

La Guineu i el Raïm 2015

Tipo: Tinto Joven con Crianza
Bodega: Vins Inquiets
D.O.: Montsant
Variedades: Garnacha, Cariñena
Añada: 2015
Graduación: 14.5
Tª Consumo: 15
Medida: 75

La Guineu i el Raïm 2015 nos adentra en el Montsant, en Capçanes, en Vinyes Domenech, en un espacio natural protegido, rodeado de montañas, de bosque de pino y sotobosque mediterráneo, donde el viento embriaga con los aromas propios del paisaje. Ignasi Domenech, el elaborador, es una persona de sensibilidad infinita, experto en percibir las necesidades de sus cepas para dotarlas de recursos y equilibrarlas para que sus uvas expresen el territorio. Es un hombre capaz de introducir el paisaje dentro de una botella. Con La Guineu i el Raïm nos presenta un vino elaborado a partir de Garnacha y Cariñena, fiel al paisaje, de entrada fresca y sabrosa, pleno de frutos rojos del bosque y de hierbas aromáticas. Es goloso y muestra taninos suaves y elegantes, su final es largo y persistente con un agradable postgusto afrutado.

Font de la Figuera Blanco 2016

Font de la Figuera Blanco 2016

Tipo: Blanco con Crianza
Bodega: Clos Figueras
D.O.: Priorat
Variedades: Viognier, Garnacha Blanca y Chenin Blanc
Añada: 2016
Graduación: 14.5
Tª Consumo: 12
Medida: 75

Font de la Figuera blanco 2016: claro, no podía faltar en este viaje un paseo por el Priorat. Nos vamos a Gratallops, concretamente a Clos Figueras, donde a través de sus vinos descubrimos un paisaje árido, de suelos pobres de llicorella, esta pizarra que aporta un carácter mineral y único a sus vinos. Viñas situadas entre el Mediterráneo y el Delta del Ebro con vientos que refrescan y llenan la atmósfera de aromas herbáceos y de flor de almendro.
Con el Font de la Figuera blanco, fiel a su territorio de nacimiento, descubrimos un vino lleno de matices que juega con la calidez y el frescor en cada uno de sus sorbos. Posee aromas intensos de frutas de hueso, propios de la Viognier, con un fondo anisado y de hierbas aromáticas. En boca es potente y fresco gracias a la acidez aportada por la Chenin Blanc. Un vino blanco especiado y mineral, lleno de fruta con un final largo y un postgusto amargo.

 

 

Posts Relacionados