Cota 45 es la bodega que hace muy poco tiempo puso en marcha el prestigioso enólogo sanluqueño Ramiro Ibáñez en Bajo de Guía, esa mágica playa de Sanlúcar de Barrameda que se encuentra en plena desembocadura del Guadalquivir frente al Coto de Doñana. El enólogo se ha puesto entre ceja y ceja la recuperación de los suelos de Albariza que junto a numerosas variedades autóctonas del Marco de Jerez y el no encabezamiento con alcohol vínico eran la seña de identidad de los antiguos vinos generosos del sur de España.

Cota 45 es la bodega que hace muy poco tiempo puso en marcha el prestigioso enólogo sanluqueño Ramiro Ibáñez en Bajo de Guía, esa mágica playa de Sanlúcar de Barrameda que se encuentra en plena desembocadura del Guadalquivir frente al Coto de Doñana. El enólogo se ha puesto entre ceja y ceja la recuperación de los suelos de Albariza que junto a numerosas variedades autóctonas del Marco de Jerez y el no encabezamiento con alcohol vínico eran la seña de identidad de los antiguos vinos generosos del sur de España.

Ramiro busca que sus vinos hablen de la tierra y del clima en el que nacen las uvas más que de lo que expresan tras la crianza, de ahí que se haya convertido en todo un enfant terrible en la zona puesto que se opone con vehemencia a las prácticas habituales de lo que ordena la denominación de origen a la hora de confeccionar los vinos generosos. Él apuesta por vinos más jóvenes, con menos crianza y sin tener que rendir pleitesía al velo de flor como parece que mandan los cánones. Como no podía ser de otra manera ha decidido salirse de los parámetros de la denominación de origen y lanzarse a crear vinos propios que no sigan el dictado porque considera que así se hacía antaño.

Por todo ello ha creado en su nueva bodega el que denomina con gracia gaditana el albarizatorio su laboratorio enológico en el que experimenta con los distintos suelos de Albariza en busca de lo que éstos le puedan transferir a sus vinos. En su constante rebuscar en el pasado vinícola de la zona en la que nació con el fin de recuperar lo perdido por la implantación cuasi industrial del Palomino Fino forma parte del denominado Manifiesto 119, grupo de enólogos y bodegueros de Sanlúcar de Barrameda, Jerez de la Frontera, El Puerto de Santa María y Chiclana para a través del pasado conquistar el futuro de los vinos de Cádiz.

Si quieres descubrir los vinos singulares llenos de originalidad de Cota 45 no tienes más que hacerte con algunos de los que tenemos a tu disposición en Barcelonavinos; pero corre a por ellos ya que se trata de pequeñísimas producciones que se agotan nada más sacarlas al mercado. No nos extraña que este joven enólogo sea consultor de varias bodegas de la zona viendo el éxito que le rodea.

Ver todos los vinos de la bodega

Cota 45